Actividad -4- LA MITOMANÍA: UN IMPULSO POR MENTIR

La verdad de la mentira

    EL “CUENTA-CUENTOS”

LA-MITOMANIA2Cuando alguien tiene un impulso por mentir que no se puede frenar es un síntoma de que algo no anda bien en su desarrollo psíquico. La mitomanía no es una enfermedad en sí misma, sino que corresponde a un conjunto de síntomas que pueden presentarse en diversas enfermedades psíquicas, particularmente en trastornos de personalidad, explica la terapeuta familiar Ana Simó, del Centro Vida y Familia.

Y es que los mitómanos mienten para construir una mejor imagen de sí mismos frente a la sociedad, sus amigos o para conseguir lo que desean sin importar cuál sea el objetivo.

La palabra mitomanía la comenzó a utilizar el profesor francés Ernest Dupré, alrededor del 1900, viene del griego “mythos” (mentira) y “manía” (compulsión); es un trastorno psicológico que consiste en mentir de forma patológica, falseando la realidad.

“El mitómano recurre a esta conducta continuamente sin pensar en las consecuencias…

Ver la entrada original 761 palabras más

Anuncios

Actividad -7- Mentir no es un acto único de los humanos.

yomono

Para la tradición cristiana, la primera mentira de la Historia se remonta a la época de Adán y Eva cuando, seducidos por la serpiente, desobedecieron la orden directa de Dios y tomaron las frutas que colgaban del árbol de la ciencia.

Lo cierto es que, para bien o para mal, la mentira forma parte de nuestro repertorio de estrategias desde hace millones de años, mucho antes de que fuéramos humanos. Gracias a las investigaciones sobre el comportamiento animal sabemos que compartimos la capacidad para engañar con otros primates…. (leer más en el siguiente enlace)

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/07/ciencia/1354880897.html

Actividad -7-     A partir de la información de la página, recoge opiniones al respecto y llévalas a un cuadro sinóptico y compártelo con tres compañeros del Diplomado.

Actividad -6- Y…¿cómo puedo saber si me están mintiendo?

Para saber si te mienten, fíjate hacia donde se mueven sus ojos
 
La Programación Neuro Linguistica (PNL), le otorga especial atención a la posición en que una persona lleva sus ojos cuando está hablando en lo que en PNL  se llama la pista de acceso ocular. Estas pistas se basan en las conexiones neurológicas que existen entre los movimientos de los ojos y las palabras que usamos para representar nuestra realidad.
Con el fin de preparar al sistema nervioso para sentir o recuperar información, existen ciertas claves que predisponen a nuestro sistema neurológico. El autor y experto en PNL Robert Dilts indica en su libro Aprendizaje dinámico con PNL que la posición de los ojos desempeña un papel en la organización neurofisiológica que facilita la representación o recuperación de información. Este dato es especialmente relevante cuando los datos procesados pertenecen al pasado, al presente o al futuro.
Tras analizar muchos casos, se llegó a la conclusión de que los ojos se posicionaban dentro del globo ocular dependiendo de la época que se estuviera evocando. Se constató que a través de los ojos se podía diferenciar claramente si la persona estaba pensando en pasado, en presente o en futuro. Se concluyó que si llevaban los ojos hacia la derecha, estaban recreando mentalmente algo actual o estaban creando un posible futuro, y hacia la izquierda si estaban recordando alguna imagen de su pasado. Esta particularidad fue muy estimada para detectar si la persona estaba mintiendo o no en un interrogatorio policial.
La clave, que pareció matemática, era que si los ojos miraban hacia la izquierda estaban recordando datos, y que si se posicionaban hacia la derecha estaban creando, imaginando o desarrollando detalles nuevos (como una posible mentira). Es decir, la posición ocular hacia la izquierda era el pasado, y hacia la derecha el presente o futuro imaginado.
Otro punto que quedó muy claro fue que, si la mirada iba hacia arriba, se estaba empleando el mapa visual, si se miraba hacia el centro, como si se leyera un libro, se estaba utilizando el sistema auditivo, y cuando la mirada iba hacia abajo, el sistema que estaba funcionando era el kinestésico (Sentimientos).
Podemos comprobar que movemos y colocamos los ojos en direcciones diferentes de forma sistemática dependiendo de cómo estamos pensando, siendo las claves que recoge la PNL las siguientes:
 · Visual recordado: cuando visualizamos algo referente a nuestras experiencias pasadas. Los ojos tienden a mirar hacia arriba y a la izquierda.
· Visual construido: cuando imaginamos algo que no hemos visto antes. Los ojos tienden a mirar hacia arriba y a la derecha
· Auditivo recordado: cuando recordamos sonidos o palabras. Los ojos tienden a moverse en horizontal hacia la izquierda.
· Auditivo construido: cuando construimos sonidos o palabras. Los ojos tienden a moverse en horizontal hacia la derecha.
· Kinestésico: cuando accedemos a sensaciones que estamos viviendo. Los ojos tienden a mirar hacia abajo y a la derecha.
· Diálogo interno: cuando hablamos con nosotros mismos sobre situaciones pasadas. Los ojos tienden a mirar hacia abajo y a la izquierda.
Estas claves de acceso ocular fueron puestas de manifiesto por primera vez por Grinder y Bandler en su libro De sapos a príncipes. Con ellas obtenemos información sobre el mapa con el que nos están hablando, además de si están recordando el pasado, o por el contrario están en el presente. Aparte de todo lo que nos aporta como diagnóstico, nos amplía la perspectiva para responder a nuestro oyente atendiendo a sus necesidades.
Aprender qué sistema representacional es habitual en nuestra pareja, jefe o subordinado nos abrirá las puertas a una comunicación más cercana y a unos niveles mayores de empatía.
Podemos hacer unos ejercicios para experimentar las indicaciones previas:
1. Invita por primera vez a algún conocido a visitar tu casa. Cuando le abras la puerta, observa hacia dónde pone los ojos. Hay grandes posibilidades de que eleve sus ojos hacia arriba a la izquierda, buscando recuerdos de otras casas, de otras vivencias en algún hogar. Es la forma en la que evocamos imágenes, y tu amigo acudirá a recuerdos similares.
2. Piensa ahora qué sentirías si tus dedos estuvieran acariciando terciopelo. Al pensarlo, seguramente tus ojos se han dirigido hacia abajo y a la derecha. Intenta también pensar sobre una situación tuya que necesites revisar. Es posible que hayas bajado tu cabeza y que tus ojos hayan mirado hacia la izquierda.
Actividad -6- A partir de la información que se te ha brindado en este material realiza los ejercicios que te sugiere el mismo.

Actividad -4- LA MITOMANÍA: UN IMPULSO POR MENTIR

    EL “CUENTA-CUENTOS”

LA-MITOMANIA2Cuando alguien tiene un impulso por mentir que no se puede frenar es un síntoma de que algo no anda bien en su desarrollo psíquico. La mitomanía no es una enfermedad en sí misma, sino que corresponde a un conjunto de síntomas que pueden presentarse en diversas enfermedades psíquicas, particularmente en trastornos de personalidad, explica la terapeuta familiar Ana Simó, del Centro Vida y Familia.

Y es que los mitómanos mienten para construir una mejor imagen de sí mismos frente a la sociedad, sus amigos o para conseguir lo que desean sin importar cuál sea el objetivo.

La palabra mitomanía la comenzó a utilizar el profesor francés Ernest Dupré, alrededor del 1900, viene del griego “mythos” (mentira) y “manía” (compulsión); es un trastorno psicológico que consiste en mentir de forma patológica, falseando la realidad.

“El mitómano recurre a esta conducta continuamente sin pensar en las consecuencias, con tal de maquillar la realidad que considera inaceptable. Sabe que miente, pero por repetición, eventualmente termina creyendo sus propias mentiras y es entonces cuando la línea entre la realidad y la fantasía se torna borrosa.

Vive en un mundo irreal y utiliza la mentira para conseguir lo que quiere, miente para construir una mejor imagen de sí mismo frente a la sociedad y la mentira se convierte en algo cotidiano que no puede evitar”, señala la experta.

Cómo reconocer a un mitómano. Tienen una serie de características que los distinguen, como por ejemplo, que es una persona convincente, manipuladora y su discurso suele ser verosímil, tiene talento histriónico y sabe actuar, no acepta fácilmente su problema, algunos tartamudean, cambian de tema constantemente y dicen diferentes versiones del mismo tema en diferentes ocasiones y a diferentes personas, explica Simó.

Además, en su discurso se mezclan indistintamente retazos de verdad con fantasías, aunque son más o menos creíbles: suelen mentir sobre su vida, su trabajo, su salud, historial médico, edad, la profesión de los padres y un sinnúmero de cosas que en realidad no deberían ser maquilladas para ser contadas.

Sin embargo, lo que muchas personas deberían saber es que la mitomanía no es inofensiva: tiene muchos efectos en el plano social: se pierde credibilidad y prestigio social.

“El mitómano es la persona a quien todos catalogan como ‘el cuenta cuentos’. A nivel familiar es visto como poco fiable y termina por perder familiares y amigos”, dice la terapeuta Ana Simó.

Mitómano o simple mentiroso

Lo que diferencia al mitómano de una persona mentirosa es que el mentiroso inventa mentiras para defenderse o protegerse, es decir, con una finalidad, pero en el mitómano prevalece el carácter compulsivo de la mentira y sin una fuente de motivación, afirma Simó. “Es como una tendencia morbosa de desfigurar la realidad; imagina y siente cosas que no suceden realmente” asegura.

Los mitómanos también se diferencian de los psicóticos porque si bien se dejan llevar por sus fantasías, mantienen un juicio de la realidad suficiente como para darse cuenta de que están mintiendo.

Y aunque la mitomanía es más frecuente en hombres, también se da en mujeres.

Tratamiento

Es casi imposible que quien padece de mitomanía busque ayuda; generalmente es llevado a consulta por otras personas o acude a terapia por otras razones, pero mientras no se someta a una terapia, la mentira dominará su vida. Si acude a un especialista puede superar este problema y vivir en la realidad.

Niños mentirosos

Las mentiras o las alteraciones de la realidad no tienen la misma connotación en niños que en adultos. En la infancia la mentira no tiene juicio ético debido a la inmadurez del desarrollo cognitivo y emocional, ya que el razonamiento de los niños no está totalmente definido, sino hasta más o menos los diez años. Pero si las mentiras son muy frecuentes hay que preocuparse, pero es indudable que todas las mentiras de los niños hay que corregirlas y no estimularlas. Los niños viven una fantasía que no puede catalogarse como mentira y mucho menos mitomanía. Cuando un niño plantea que tiene un amigo imaginario, él cree que existe y por lo tanto no está mintiendo. En este caso hay una imaginación exacerbada que no es mitomanía, ya que se presenta en el contexto de la evolución cognitiva de la persona. El concepto mitomanía sólo se reserva a la mentira compulsiva. Es importante poder confrontar al niño para hacerle ver que la mentira no es buena.

Ana Simón

Señala que aún no hay una única razón que la origine, pero sí se puede hablar de posibles causas:

1. Personas que sufren de un trastorno de personalidad hipertímica, es decir personas con un ánimo muy elevado, alegres, superficiales, frívolas, que carecen de perseverancia y responsabilidad.

2. La insatisfacción o necesidad imperiosa de aprobación, admiración y afecto.

3. Las conductas ambivalentes: familias que simulan una posición social que no tienen, matrimonios que fingen un vínculo inexistente o padres que sostienen en secreto una doble familia pueden estimular a la mitomanía en sus hijos.

4. La baja autoestima: los mitómanos son personas que no se aceptan como son.

5. También puede interferir la genética, en el sentido de que se puede heredar.

 

ACTIVIDAD -4- Elabora una encuesta con no menos de 10 preguntas para aplicarla en tu lugar de estudio y/o trabajo. La encuesta debe estar dirigida  a recabar información sobre si hay diferencia,  para los encuestados, entre ser mitómano y ser mentiroso.  Una vez aplicada la encuesta haz un informe con el resultado de la misma y envíalo al correo.

Actividad -3- LA MENTIRA DESDE EL CINE: “INFIDELIDAD”

 INFIDELIDAD:

INFIDELIDAD

http://www.recpelis.com/pelicula/4262/infiel-infidelidad.html 

Actividad-3-   La película que encontrarás en el enlace sugerido tiene como tema la mentira y sus consecuencias.  Luego de verla deberán reunirse por equipos para debatirla y posteriormente realizarás un ensayo. Has de tener en cuenta la rúbrica  para su elaboración, enviada a tu correo al inicio del Diplomado.

 

Actividad -2- ¿QUÉ SE OCULTA DETRÁS DE UNA MENTIRA?

images (13)

MENTIR: rabia, dolor, desilusión y la pérdida de la confianza

La mentira es un gran esfuerzo para la mente porque todos los dichos y hechos falsos comprometen el futuro para siempre.

La mayoría miente para quedar bien, para obtener lo que quiere, para no perder beneficios, para vender, para dar una imagen falsa de sí mismo, para no ofender o hacer sufrir diciendo la verdad, para no decir que no, para postergar decisiones, para evitar enfrentar los hechos.

 ¿Qué es lo que se oculta detrás de una mentira? La baja autoestima, la inseguridad, la falta de confianza en sí mismo, problemas de identidad, miedo, culpa, vergüenza, temor al castigo, deseos de manipular.

 Los animales también engañan pero ellos lo hacen instintivamente, por cuestiones de supervivencia.

 Cuando la mentira se convierte en una práctica habitual puede producir consecuencias aún más graves que las que se tratan de evitar.

 Vivir enredado en una maraña de mentiras puede hacer la vida miserable, porque exige mantener una personalidad que no es la propia arriesgándose a ser descubierto y con el temor de que se derrumbe toda la estructura falsa que se construyó y que en su lugar no quede nada.

 El mentiroso teme no poder enfrentar las consecuencias de la verdad, desconfía de su propia capacidad e inventa un alter ego que en realidad no existe.

 El que miente compulsivamente tiene un trastorno de la personalidad que se conoce como “seudología fantástica”, o sea la creación de un personaje con el objetivo de ser admirado y querido.

 El propósito de la mentira es engañar, evitar la pérdida, obtener algo, no frustrarse, ocultarse, ser aceptado y principalmente creído.

 El que miente desea aparentar ser quien no es para conseguir, siendo otro, lo que no puede obtener siendo quien es. No está conforme consigo mismo, por eso recurre a la mentira para mejorar su imagen.

 Carece de recursos para enfrentar la realidad y tolerar la frustración. Teme perder estima, prestigio, amor, dinero, trabajo, su lugar en el mundo.

 No existen las mentiras piadosas porque el que miente lo hace siempre para su propio beneficio.

 La mentira, cuando es descubierta, produce rabia, dolor, desilusión y la pérdida de la confianza para siempre.

 El mentiroso desenmascarado de pronto se convierte en un desconocido, no se puede saber quien realmente es, provocando dudas y rechazo.

 A veces las mentiras de alguien cercano son aceptadas porque no se puede tolerar la verdad y entonces esa persona se transforma en cómplice.

 El que miente también desconfía de los demás, porque cree que todo el mundo es como él.

 Sin embargo, todos en algún momento hemos sido capaces de mentir por alguna razón que en el mejor de los casos hemos creído justa o piadosa.

 Por ejemplo, si una persona nos pregunta si se ve gorda, tal vez no nos atrevamos a decirle la verdad, que sí está más gorda, aunque mentirle no sea lo mejor para ella; pero uno puede guardar silencio que muchas veces puede ser más elocuente que las palabras, sin necesidad de mentir.

 Para perder la confianza de los demás sólo basta una sola mentira, pero una vida no alcanza para ganarla después de haberla perdido; porque la mayoría sabe, con razón, de que la gente mentirosa difícilmente cambia.

Fuente: psicologia.laguia2000.com

Actividad #2  Narra una experiencia personal, relativa a una mentira que te haya impactado. Describe tus emociones y pensamientos a partir del momento en que supiste la verdad y como percibes en la actualidad ese evento de tu vida. Insértalo como comentario de esta entrada.

CURSO “LA NATURALEZA DE LA MENTIRA”

“Si la falsedad, como la verdad, tuviese un solo rostro, estaríamos mejor, ya que podríamos considerar cierto lo opuesto de lo que dijo al mentiroso. Pero  lo contrario a la verdad tiene mil formas y un campo ilimitado.” -Montaigne, Ensayos

cropped-divergent-candor.png

Curso dirigido a estudiantes de último semestre de las licenciaturas que se cursan en la UNEDL, egresados y todo aquel que desee incorporar herramientas comunicativas para su interacción social. Se impartirá en modalidad mixta, y se utilizará la plataforma Moodle como soporte de la propuesta formativa. Sigue leyendo